Imprimir Receta

Pollo frito al estilo KFC sin gluten

Ingredientes

  • 8 Muslos de pollo
  • 200 gr Harina de arroz
  • 2 cdta Pimentón dulce
  • 2 cdta Pimentón picante
  • 2 cdta Ajo en polvo
  • 2 cdta Cebolla en polvo
  • 2 cucharaditas Estragón
  • 2 cdta Curry
  • 2 cdta Eneldo
  • 2 cdta Tomillo
  • 2 cdta Pimienta negra molida
  • 2 cdta Romero
  • 2 cdta Sal
  • 200 gr Rebozado crujiente: puedes rebozar con polenta cereales de maíz sin azúcar machados o totopos machacados
  • 150-200 ml Agua
  • c/n Aceite de girasol

Elaboración paso a paso

  • Primero vamos a preparar el marinado del pollo.
  • En un recipiente echamos la harina de arroz y la mezclamos con 1 cucharadita de cada una de las especias que he enumerado en los ingredientes.
  • A continuación añadimos agua fría y removemos hasta que se nos quede una masa similar a la de las tortitas.
  • Dejamos el pollo reposar por una hora como mínimo, aunque cuanto más tiempo lo tengamos marinando el resultado será mejor.
  • Una vez transcurrido el tiempo de reposo de los muslitos vamos a envolverlos en papel de aluminio y meterlos al horno a 170 grados. Para ellos escurrimos el sobrante de nuestro marinado y los depositamos en un largo trozo de papel de aluminio y luego lo cerramos bien como si fuéramos a cocinarlo en papillote.
  • Con ésto lo que queremos conseguir es que se medio hagan en su jugo. En la sartén les daremos el toque final para que se terminen de hacer y queden crujientes.
  • Hay gente que se salta este paso, pero lo que nos puede pasar es que nos quemen por fuera y no se nos hagan por dentro.
  • En un bol vamos a mezclar el rebozado crujiente con el resto de las especias.
  • Sacamos uno a uno los muslitos escurriendo el exceso de marinado y envolvemos en nuestra crujiente mezcla.
  • Ya solo nos queda freír el pollo en abundante aceite de girasol.
  • Para las frituras me gusta más este aceite que el de oliva porque los fritos quedan más crujientes y menos enaceitados.
  • Como ya os conté más arriba, el secreto para que este pollo nos quede crujiente por fuera y tierno por dentro es freír inicialmente a alta potencia, bajando después la misma para que se termine de hacer por dentro y dando un último empujón de nuevo a alta potencia. Los mantenemos unos 7 minutos. Como ya están medio hechos gracias al horno con este tiempo será más que suficiente.
  • Una vez fritos depositamos los muslitos sobre un plato con un papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.
  • Dejamos unos 10-15 minutos enfriar y ya podremos hincarle el diente a estos deliciosos jamoncitos de pollo.